Parábola de las diez minas

ojo2Nueva reunión de la proámpora. Eran diez. Realmente fuera de sí, indignados por dos cosas. Primero, por lo que les estaba costando el tratamiento del oculista, ya que estaban quemando retina a lo loco.

Segundo, por la página que se les había vuelto una idea fija.

Naturalmente, cero-autocrítica. Bajo ningún respecto el menor atisbo de examen de la propia posición, no. La clave de lectura era la de siempre: «Nos persiguen». Ellos nunca habían perseguido a nadie. Nunca destruyeron a nadie. Eran la madre Teresa. Pero a ellos los perseguían. Como a todos los santos y a todos los santos fundadores, por supuesto. Ya lo decía claramente el libro que habían divulgado, con la sutil sabiduría que los distinguía, cuando empezaron a atisbar que se iban a venir estas cosas. Por eso, como a ellos los perseguían, ellos eran los buenos (porque ellos, recordémoslo, nunca persiguieron a nadie, por supuesto). Y como ellos eran el buen espíritu, los perseguidores eran el mal espíritu. Y por eso, como dijo alguna vez uno de los eternos, «al padre NN no hay que concederle nada, porque tiene mal espíritu». –¡Cuánto amor a la verdad, la pucha! El padre NN no tiene derecho a tener razón en nada, porque tiene mal espíritu. Y si la tuviera, no hay que reconocérselo, porque tiene mal espíritu. Porque, como nosotros somos los buenos, obviamente los que tenemos que tener razón somos nosotros, claro. Y el que piense lo contrario, tiene mal espíritu. Y por lo tanto, no tiene razón.

               Bueno, la cosa es que en la proámpora los participantes estaban fuera de sí. Improperios sería una palabra sumamente educada para describir lo que salía de sus dracóneas bocas. Cosas desagradables también sería demasiado elegante. Imagine el lector. O mejor no, no imagine.

                Pero lo más notable es otra cuestión. Porque, si bien el lenguaje bajo los mostraba «machazos», sin embargo el modo de reaccionar era de otro estilo. En ningún momento analizaban objetivamente el contenido de lo que se les decía, sino que se enojaban porque se les decía. No examinaban el argumento esgrimido, sino que se molestaban porque les era esgrimido. «Ay, mirá lo que me dicen»… Lo que les molestaba no era el «lo que» sino el «me dicen».

                Es decir: estaban hechos unas locas.

                Y por eso esta es la parábola de las diez minas.

Felipe Marama

Anuncios

35 pensamientos en “Parábola de las diez minas

  1. El antecesor a Fray Inepto, fray Nipote, abiertamente afirmaba que a Ivrancatelli le importaba más su fama personal, lo que decían de él, que el bien de la aldea mundial.

    Me gusta

  2. Yo viví un tiempo con él, y puedo certificar que un día libre, mientras estábamos en la playa (no tiene nada de malo), nos topamos con un conocido matrimonio del área de la aldea, un psíquico de renombre el señor, y obviamente que como todo turista, máquina en mano, fotografiaron el momento. Quien no se quiere sacar una foto con Ivrancatelli cuando viaja a Roma????
    Bueno, nos despedimos, ellos continuaron su marcha, cuando de repente salió corriendo Ivrancatelli a pedirles que inmediatamente borrasen todas las fotos, no vaya a ser que se filtren en la web…

    Me gusta

  3. Con esto de buscar culpables de la propia culpa hacían enemigos a cuantos podían y así no se salvó ni Chamamina, reencarnación de Heidi. Con lo cual la orden tercia quedó partida con beneficio para los irreflexos pues los de la parte mayor eran de mal espíritu.

    Me gusta

  4. Cuando el irreprochable nos visitó en NY para filmar sus pláticas (tuvimos que garpar miles $$$, y las charlas no aparecieron…), contó la anécdota de Ivrancatelli en la playa… Tal cual! Y ese doctor se lo había contado como sorprendido, como que un ser humano normal no actúa así! Y si ese doctor lo dice, por algo será…
    ¿En qué manos estamos Dios mío????

    Me gusta

    • si aparecieron los videos de los ejercicios, están en su blog y en youtube, producidos por Grassroots (creo..) …lo que si en ese tiempo mientras estaba en la parroquia de fraymerlo se fueron diez días a mexico. por supuesto nadie lo supo, aunque al final todo se sabe… como otros tantos viajes que hicieron el Irreprochable y fraymerlo (all inclusive) con la credit card de 50K que tenia fraymerlo.

      Me gusta

      • De hecho fray nipote se jactaba que en su pasaporte no le quedaba lugar para más sellos de aduanas…

        Me gusta

      • A mi fray Merlo me contó que se fue a un hotel en Canada, con el irreprochable y Fray Inepto, y que cada habitación les costó $1,000 la noche… el aguijón de la pobreza…

        Me gusta

  5. Con esto de buscar culpables de la propia culpa hacían enemigos a cuantos podían y así no se salvó ni Chamamina, reencarnación de Heidi. Con lo cual ordo tercia quedó partida con beneficio para los irreflexos pues los de la parte mayor eran de mal espíritu.

    Me gusta

  6. Un amigo que conoce muy bien al Irreprochable, a Ivrancatelli y compañía me dice que después de leer varios posts y sus respectivos comentarios tiene la certeza de que Ivranca es leedor asiduo de SD e incluso deja sus comentarios. Este amigo filólogo dice que Ivranca es suceptible a las palabras que terminan en -úlo. Bueno, eso da para hacer muchas especulaciones…También me dice que chuleta rima con bragueta y en el supuesto subsistente de Fray Chuleta se identifican. Cosas de mi amigo…

    Me gusta

  7. comentan que en la Aldea hubo una reunion con fray labios… cierran filas…dijo alguien… ademas parecería que Sotano largo el carpetazo de que todo es obra de De Odardo…. sácala!

    Me gusta

  8. La versión oficial que nos dieron acá en la comunidad entre rejas, junto a la aldea, es que Dios, al cumplir 25 años de la fundación de esta casita, nos ha dado la gracia de vivir la persecución del comienzo… Al menos hay que reconocer que la pensaron bien. Habrá sido fray gaviota? (editado por SD)

    Me gusta

  9. ¿¿¿¿Dios le ha dado la gracia de la persecución al cumplir los 25 años??? ¡¡Cosa extraña!!
    Por la región de la aldea no vemos que de afuera los persigan.
    Si vemos como se persiguen entre ellos.
    ¿¿Sera que los que dan la versión oficial no se han percatado de esto??

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s