No todos son Noé

noeCierto día en que los frailes daban su paseo matutino, Oblatus minor, dejó caer el tema de aquel irreprochable mexicano cuya conducta había traído gran escándalo a la vida monacal.

Todos callaban…; nadie emitía sonido pues no querían “murmurar”.

En la noche, ya todos en el convento Fray Turcus tomó la palabra y comenzó uno de sus innumerables discursos castristas:

– Y entonces, hay que estar prevenidos contra la murmuración; porque nunca es lícito hablar mal del prójimo; no sea que nos pase lo de Cam.

– ¿Qué cosa –preguntaron los oblatos?

– ¡La historia de Noé! –y tomando su infaltable computador, leyó desde el ambón la Biblia de Straubinger:

“Los hijos de Noé, que salieron del arca, eran Sem, Cam y Jafet. Cam es el padre de Canaán. Estos tres son los hijos de Noé, y por ellos ha sido poblada toda la tierra. Noé comenzó a cultivar la tierra y plantó una viña. Mas bebiendo del vino se embriagó, y se quedó desnudo en medio de su tienda. Vio Cam, padre de Canaán, la desnudez de su padre, y fue a decirlo a sus dos hermanos (que estaban) afuera. Entonces Sem y Jafet tomaron entrambos el manto (de Noé), se lo echaron sobre los hombros, y yendo hacia atrás cubrieron la desnudez de su padre. Tenían vuelto el rostro de modo que no vieron la desnudez de su padre. Cuando despertó Noé de su vino y supo lo que había hecho con él su hijo menor, dijo: ‘Maldito sea Canaán; esclavo de esclavos será para sus hermanos’”.

– Por eso ¡nunca hay que hablar mal del prójimo!

Oblatus minor quedó pensativo y, luego de un rato preguntó:

– Fray Turcus; disculpe ud. -mientras que Fray Turcus fruncía el ceño, pues no estaba acostumbrado a que nadie lo interrogara- Straubinger añade en esa misma nota que, “los Padres dicen que Noé no pecó, pues bebió del vino sin conocer su fuerza”… sin embargo, sacando esta salida diplomática, ¿no habrá algo que añadir al tema?

Fray Turcus estaba desencajado. No podía entender que alguien lo contradijese.

– ¿A qué te referís? – preguntó inquisitivo el fraile educador.

– A que no veo tan claro que este asunto se aplique a todos los casos–respondió Oblatus minor tímidamente. ¿Acaso uds. los forrrrrmadoressss no hablan mal de nosotros en cada reunión de profesores cuando deben analizar nuestra “afectividad social”? ¿Acaso no se detallan los defectos de los súbditos para poder gobernar? ¿Acaso no manda la justicia que se denuncien los ilícitos para salvaguardar el bien común de la pólis?

Fray Turcus no sabía qué decir; en efecto, siempre se hablaba mal de los súbditos, pero era para mantener el hábitat de la Aldea.

– ¡Es que… es que es la “iusta murmuratio” de la cual ya habló el Cid Campeador, nuestro Irreprochable máximo! –dijo Fray Turcus. Y vos…, ¿vossss? ¡¡¡Vos tenés mal espíritu!!! ¡¡¡ mal espíritu!!!

Los frailes de la asamblea miraron a Oblatus minor con espanto…; había sido acusado de la más alta traición: era un malespiritista.

– ¡Pero…! ¡Si lo hemos estudiado en la misma Aldea! ¡Hasta el Oráculo mayor nos lo enseñó en su moral respondona!

– ¡¡¡Que se explique!!! ¡¡¡que se explique!!! –gritaba la asamblea. ¡El Oráculo nunca falla!

– Pues miren: hemos aprendido que hay defectos ocultos que sólo afectan a quien los tiene y otros que deben ser develados porque pueden afectar al bien común. ¿No lo recuerdan? ¡Si hasta lo dice el Vademecum oraculiano en el Nº 504! No se puede develar un mal oculto o un secreto, salvo que sea “para evitar un daño al mismo interesado, a un tercero inocente o al bien común”.

¡Mal-es-píritu! ¡Mal-es-píritu! ¡Mal-es-píritu! ¡Mal-es-píritu! ¡Mal-es-píritu! –gritaba la asamblea.

Oblatus minor, no tuvo más opción y apeló a algo que era indiscutible; tomó la Summa Teológica que nadie había leído y leyó en alta voz:

– Suma teológica, segunda parte de la segunda parte, cuestión 68 artículo primero:

 “Si el crimen fuese tal que redundara en detrimento de la república, el hombre está obligado a la acusación con tal de que pueda aportar prueba suficiente (…). Tal ocurre, por ejemplo, cuando el pecado de alguno redunda en daño, ya corporal, ya espiritual, de la multitud”.

– ¿Lo ves? –dijo Fray Turcus. ¿Dónde está el detrimento de la república y la prueba suficiente? ¿Dónde el daño de la multitud?

– El detrimento de la república y el daño de la multitud es por demás sabido cuando se trata de estos casos nefandos. Y la prueba suficiente en la moralidad de los varios acusadores.

– ¡Pero no todos son testigos creíbles –replicó Fray Turcus.

– Pues lo lamento por los familiares de los testigos no-creíbles –replicó Oblatus minor.

– Pero… ¡¡¡No puede ser!!! Hablar mal del padre es como hablar mal de Noé; ¡no se puede hablar mal del padre!

– Fray Turcus; sincerémonos de una vez: una cosa es una curda personal sin molestar a nadie; otra una curda y un abuso y otra una abuso sin curda. Y cuando esto pasó varias veces, no es un caso aislado… es patológico; y más patológico es negarlo y hasta encubrirlo.

– ¿Ven? –dijo enfurecido Fray Turcus. ¡Está hablando mal de los superiores! ¡Y eso está prohibido en la Aldea!

Oblatus minor, lo miró tristemente y continuó leyendola Suma mientras todos afanaban por empujarlo fuera:

Está prohibido a los súbditos acusar a sus prelados si pretenden difamar y censurar su vida, no por afecto de caridad, sino por maliciaaaa; o también si los súbditos, al querer acusar, fuesen ellos mismos culpables, como está prescrito en el Decreto II c.7. De lo contrario, si reúnen las condiciones y aptitudes convenientes, les es lícito acusar por caridad a sus superiores”.

§§§

Ya lejos y solo, giró y, mirando hacia la Aldea, gritó:

– ¡Porque, Noé, no todos son Noé!¡No todos son Noé! ¡No todos son Noé!

Y Oblatus minor desapareció de la memoria colectiva para siempre. No había existido, no era, no tenía más entidad. Había perdido su actus essendi aldeano. Pero vivía feliz en la Verdad.

Mientras, allá…, a lo lejos…, en la Aldea cavernaria, la sombra de de Noé comenzaba a disiparse.

The Critic

 

 

Anuncios

9 pensamientos en “No todos son Noé

  1. es un tic…un habito… cuando se encuentran dos aldeanos los mas común es que se pregunten:¿como anda Fulano….como anda Mengano? obviamente que la pregunta apunta a ver si Fulano y Mengano son fieles al sistema…
    para la iusta murmuratio…y el bien de los individuos… con caridad exquisita…¿vio?…

    Me gusta

  2. Excelente…..!!!!………….Son las MATARAZAS pero en versión MASCULINA!!!!…..igual tengo una duda sobre quien influyó a quien???!!!….No me atrevo a dar la respuesta pues posiblemente sería la excepción del dilema “qué fue primero???…el “huevo” o la “gallina”….creo que en este caso las “batarazas” vienen después.

    Me gusta

  3. ¡Ay! The critic. Tocó especialmente un tema muy particular para mí: el de fray Turcus.
    Es correcto lo que menciona sobre las reuniones de profesores. Es correcto y lamentable. Pero más lamentable es lo que se dice (o al menos decía) en las reuniones de autoridades educativas sobre los profesores. Me tocó participar circunstancialmente en esas. En 2 oportunidades, en que fray Saltamontes no estaba, ¡no se salvó ni siquiera él!
    Pero más allá de esto, lo que hace Fray Turcus es detestable. Me hace acordar a esa frase del chupete, en tiempos que fue ministro: “Robo para la corona”.
    Dicen que hace tiempo, Fray Turcus ha realizado un doctorado en Restricción mental. ¡Y qué didáctico que es cuando la enseña! O trata de enseñar. Doy fe de esto. Un pobre amigo mío, pagó caro por hacerle caso.
    Hace tiempo que no me lo cruzo a Fray Turcus. Pero cuando me acuerdo de él, viene a mi mente esa frase de Castellani, que dice más o menos, así: “salgamos corriendo. Viene un necio con poder”.

    Me gusta

  4. Algo más que me quedó en el tintero sobre el inefable Fray Turcus.
    Comentábamos en otro blog, con un afortunado que salió de la Aldea, o mejor dicho anhelábamos, que esta historia que nunca existió tenga un final feliz. Es decir, esperamos que esto explote de una buena vez.
    Llegado ese hipotético momento, me pregunto: ¿qué harán aquellos que tienen como deporte o pasión el chupamedismo a Fray Turcus? ¿De qué se disfrazarán?
    Aunque seguramente caerán parados… muchos son como los gatos.
    ¡Ya me imagino algunas frases justificadoras o excusas sobre sus conductas! Y me da mucha risa.

    Me gusta

  5. La Cosa es que el oráculo preguntón tiene en Guantánamo a algunos con problemas o debilidades o nada muchísimo menores … Y alli estan purgando.

    La ley o la caridad exquisita no es igual para todos en la Aldea se ve.

    Como dijo el preguntón la última vez que estuvo por el Norte: “la verdad a veces hace daño.”

    Se volvió relativista el tordo.

    Me gusta

  6. Feliz Navidad gente! Como siempre, los acompaño con mis oraciones y humildes aportes. Que Jesucristo nazca en lo mas profundo de nuestras almas y nunca nos deje caer en el fariseismo. También que Dios nos siga dando la gracia de no amputarnos el cerebro. Brindemos por el nacimiento de Nuestro Redentor y recemos por la conversión de todos aquellos que la necesitamos Un abrazo grande a todos los seguidores de SD y también a los autores de este magnifico blog. The Russian.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s