Anonymous

anonimus        Para tener el control total de las comunicaciones, el Supremo y los eternos habían obligado a todos los miembros de La Hermandad a tener una única cuenta de correo electrónico. El sistema era muy simple: nombre y apellido más el nodo de la empresa, …@andad. Por supuesto: ellos, es decir, el Supremo, los eternos, y los allegados, tenían cuentas paralelas, con pseudónimos indescifrables para quien no fuese del círculo.

        Obviamente, usar pseudónimos para ellos y entre ellos estaba bien. Si lo hacía «Magnus», ¿quién hubiera osado decir que estaba mal!

        Sin embargo, cuando empezaron a surgir enlaces de comunicaciones paralelas, a partir de los cuales varios miembros-rasos de La Hermandad comenzaron a abrir los ojos, el Supremo sacó un comunicado oficial en el cual declaraba improcedente y desprovisto de valor alguno todo lo apuntado de manera anónima. En el comunicado adjuntaba un «estudio» a confirmación de sus tan atinadas apreciaciones.

 

        Al leer el comunicado, la mayoría de los miembros-rasos que habían comenzado a abrir los ojos no podía parar de reírse. Porque el estudio adjunto hablaba, como era de prever, de las cartas anónimas que encierran amenazas para obtener poder sobre la (inocente) víctima destinataria; pero la línea de enlaces paralelos pertenecía a la literatura pseudónima. Así que, en su desvergonzada ignorancia, una vez más la pasión no los dejaba pensar y los hacía caer en la irrisoria confusión de una patología con un recurso literario, llegando su denuncia oficial a incluir en el enorme conjunto de los casos patológicos a cientos de brillantes y cuerdos, cordísimos, autores de la literatura universal.

        ¡Pensar que La Hermandad se proponía extender sus ramales a todos los niveles culturales!

        Y recordaron los miembros-rasos aquella vez en que se les leyó un edicto semioficial, por el que se daba a conocer, solemnemente anunciada y sin firma, una lista negra, la lista de los conspiradores.

        ¡Claro! ¡Cuando el Supremo y los eternos amenazaban y lanzaban acusaciones anónimas, ellos gozaban de perfecta salud mental! En el caso de ellos, obviamente, el estudio científico no valía.

        Porque la ciencia no tiene validez universal y necesaria.

        Porque las psicologías enfermizas son siempre las de los otros.

        Las de aquellos a quienes quisieron manotearle el ganso.

            No la de aquél a quien le gusta ser «domador de gansos».

            No las de quienes lo encubren.

         No las de quienes, cuando alguno ha ido a hablar con ellos y les ha preguntado frontalmente, han negado y renegado (de re-negar), y renegado (de renegar).

             No las de quienes han fabricado y mantienen un montaje exterior de fama de santidad para alguna figura icónica.

             No las de quienes se enojan con quien habla con ellos de estos temas, negando toda acusación.

            No las de quienes se enojan cuando, agotadas las instancias, quien se encontró ante una absurda negación se dirige a la autoridad competente.

     Porque toooodoooos, toooooodooooos los demás, todos los que no son «hermandadcéntricos», son progresistas o enfermos mentales.

       Como enfermos mentales fueron, según la interpretación del Supremo, el padre Castellani –que tenía mal espíritu, por su errada doctrina de la obediencia–, quien firmaba como Jerónimo del Rey, o Miles de Militis, etcétera, mostrando una psique gravemente fragmentada… O Kierkegaard, que era un pobre hereje protestante, por supuesto. O Lewis Carroll (pseudónimo) o Mark Twain (pseudónimo). Y como Ricardo Eliecer Neftalí Reyes, o sea Pablo Neruda. O George Orwell (pseudónimo, mirusté). Isaac Asimov, Stephen King, Charles Dickens y Fernando Pessoa engrosan la lista, y figuras tales como Lord Byron, Gustavo Adolfo Bécquer, Agatha Christie y Molière reclaman los derechos de inclusión en la misma. Como Rubén Darío. Como el degenerado de Hugo Wast.

        Y Mirtha Legrand.

        Y Pelé.

 §§§

        Fuerza, muchachos. Por ahí es momento de recapacitar.

 

Johannes a Sensu Communi

Anuncios

22 pensamientos en “Anonymous

  1. “Omne verum A QUOCUMQUE dicatur ex Spiritu Sancto est” (todo lo verdadero, lo diga quien fuere, viene del Espíritu Santo), dice santo Tomás en varios lugares, citando a san Ambrosio (en realidad, aunque él lo ignoraba, era el Ambrosiaster… ¡otro pseudónimo!).
    Es decir, para santo Tomás no importa quién lo firme, ni siquiera si hay firma o no: para él lo importante es que lo afirmado sea una verdad. El carecer de firma o el presentarse bajo una firma pseudónima, no disminuye la verdad de una afirmación.
    Pero… bueh… así son los “tomismos” que se estudian en estos tiempos… en asociaciones como La Hermandad. Paciencia.

    Me gusta

  2. Y hablando de psicologías enfermizas hay varios de los eternos que han pasado por el divàn… Y que cuando uno encuentra peecibe aun una cierta ‘fragilidad’…igual deben ser solo impresiones personales.

    Me gusta

  3. La situación es un “clásico”. Como cuando en algún acto en la sala de actos de la secundaria se cortaba la luz y todos o varios aprovechaban para pegarle un flor de coscacho al botón del curso, que bien merecido lo tenía. Los coscachos eran bien reales y bien merecidos, y al botón le daba más bronca porque no veía de dónde venían. Pero, por supuesto, ni se planteaba si los coscachos estaban bien dados o no.
    Su error era el no haber considerado que, en el fondo, venían de él mismo. Otro caso típico de incapacidad alarmante de autocrítica.

    Me gusta

  4. sindoblez siga adelante. Es lamentable el comunicado de Ivrancatelli y mentiroso por demas. Que decepcion este muchacho que se dedica al carpetazo, difamando y calunminiando gente…cierto le ponen el membrete de la procuracion general pero los cobardes no ponen una firma. Quiere dialogo solo para juntar informacion y luego redoblar su/s apuestas abusando de su poder (no de la autoridad pues no la tiene ante la peonada). NO HABLEN CON EL NI CON ELLOS hablen si quieren con los dos…me entienden?

    Me gusta

  5. Es increíble la cantidad de derivas patológicas que tiene construir una institución con un mecanismo narcisista donde lo más importante es la imagen. En vez de admitir como algo humano el conflicto y la diversidad, y como algo a ser resuelto humana y caritativamente, por el contrario se lo pretende extirpar de raíz, como si eso fuera posible. El conflicto simplemente se corre de lugar, como dice Durkheim, de los ámbitos válidos y legítimos que la institución le debería haber otorgado es marginalizado y convive en el underground paralelo de la “murmuración del mal espíritu”. Cuanta gente enferma, y cuanta gente enferman.

    Me gusta

  6. Una vez un secretario del Irreprochable le dijo: “eso que usted dice no es verdad”. El Irreprochable miro a su secretario y le dijo: “a vos lo que te caga es la verdad…”

    Me gusta

  7. Una cuenta paralela del supremo era: cidcampeador. El nodo no era el de su empresa. Alguna vez, hace ya mucho tiempo, tuvimos un intercambio epistolar electrónico con el supremo y yo le escribía a esa cuenta.

    Me gusta

  8. Era muy graciosa esa época del cidcampeador. Se la pasaban cazando brujas por una supuesta disociación que producía el leer Tolkien, mientras que él se identificaba épicamente con las aventuras del Cid Campeador haciendo cuentitos épicos…. de sí mismo.

    Me gusta

    • Anita, es cierto lo de Tolkien. ¡No lo podía creer! Y el tema sigue. Gracias a Dios mi relación con esa empresa nunca fue muy estrecha. Algún vínculo familiar y amical. Pero los amigos se fueron, otros demostraron no ser tan amigos y los parientes, mejor no hablar….

      Me gusta

  9. muchachos, les doy la soluzione para este lio y que todos queden tranquilos…en pace:
    cada uno acepte sus errores y pecados, y se si hicieron publicos publicamente admitirlos… y si son de la Institucion tambien admitirlos…que le vamos a hacer… Y despues penitencia y oracion para ganarse el cielo y reparar de alguna manera en danio producido.

    Sigan los buenos ejemplos muchachos: http://comisionetica.org/

    fuerza

    Me gusta

  10. El teologo pregunton tambien anduvo diciendo ultimamente: “la verdad a veces puede hacer mucho danio”…

    Y lo lamentable es que “el sabe la verdad”…

    Me gusta

  11. “Me gustaría sentarme a hablar con alguno de ellos (los que escriben anonimamente ), pero me temo que no va a suceder sencillamente porque no dan la cara”. Esto dijo el Supremo. Realmente es un caradura y un mentiroso. Yo hace 3 anios le pedí hablar personalmente y nunca me recibió ( sabía de hecho que le iba a decir algunas cositas ). En el pasado me mandó a decirle una cosa a un religioso aclarandome que “nadie debía saber que lo decía él “. Realmente es increíble la hipocrecia de este hombre.

    Me gusta

    • Estimado Ruso:

      Quien quisiere entender cómo es el modo de dialogar de cierto tipo de personas que ocupan cargos de notable importancia y que reclaman “sinceridad”, puede leer con provecho el post “La Hermandad”, que SD publicó hace ya bastante. Cuando se habla con ellos, cajonean; o piden secreto, pero después dan otra versión, o tergiversan las palabras y los testimonios. Pobre gente.
      Cordiales saludos

      Me gusta

  12. todos los provinciales del 2010 y todo el gobierno general usaban direcciones truchas y eso con el solo objetivo de escabullirse de las autoridades eclesiales que se les había asignado. también habían hecho que las paginas webb del XXX [editado] pasaran a ser administradas por laicos “de confianza” para que las autoridades de la iglesia no tuviesen posibilidad alguna sobre ellas. un hermoso ejemplo de obediencia de juicio perinde ac cadaver para las futuras generaciones.no?

    Me gusta

  13. Hace unos meses me comentó un curita que varias veces le escribió emails al Gran Omnipotente, pobre desterrado en los pagos de Colón, y que en sus respuestas nunca firmaba…

    Me gusta

  14. A un laico amigo que cayó en desgracia, un provincial, que era su director espiritual, lo confortaba por un lado, pero por otro lo mandaba al muere. Menos mal que mi pobre amigo se avivó. Pero el daño es muy grande.

    Me gusta

  15. muchas felicidades Sindoblez! desde que el Supremo pidió no visitar su sitio (así como la Campora luego de perder pidió no visitar Cordoba…quizás calentura?) las visitas se han incrementado notablemente… Es el efecto boomerang… vero?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s