Teglogía

tegTEGLOGÍA

        La sobremesa se había hecho larga, una conversación sumamente interesante. Temas de actualidad, política nacional e internacional, algunos segmentos sobre tecnología… de lo más variado e interesante.

        Las mujeres, por supuesto, hablaban, todas a la vez, de cosas de ellas.

        «¡Entré en Oregon!… ¡Entré en Zaire!… ¡Conquisté Polonia!… ¡Tomé Labrador!… ¡Tengo Sumatra!… ¡Ya estoy en Kamtchatka!»– los gritos llegaban desde el cuarto de los chicos.

        «¿Qué pasa que gritan esos nombres de países?»– preguntó Valeria, una de las invitadas, que había venido con su marido y sus dos hijos.

        «Nada»– respondió la anfitriona. «Es Juancito que está con los otros chicos jugando al TEG, ese juego de estrategia… ¡Le encanta conquistar países!».

 §§§

         «¡Entramos en Sudanópolis!… ¡Tomamos Estoycolmo!… ¡Llegamos a Kukuruslam!… ¡Conquistamos Vergoroslav!… ¡Tomamos Etilandia!…»– se escuchaba, con notable frecuencia, desde la entrada.

        «¿Están jugando al TEG?»– preguntó uno de los muchachos que había viajado para conocer el lugar, el estilo de vida, el modo de discernir…

        «¡No!»– le respondió el portero. «Están en la reunión de directorio, decidiendo las nuevas fundaciones».

        En realidad, la pregunta del visitante era acertada. Porque, en el fondo, seguían jugando al TEG.

 Bartolomé Paz

Anuncios

8 pensamientos en “Teglogía

  1. La ecuacion es muy simple: o expandir la estructura para mantener el relato o preocuparse por las personas. Ellos eligieron lo primero…y asi quedaron las personas.

    (… Editado).

    No se aceptan alusiones directas en este blog

    Me gusta

    • Es así d simple la ecuación. Pero, lamentablemente, es muy veraz. Se jactan de estar en todos los continentes.
      Pero, ¿cómo están?
      Mire, Padre, no haga preguntas que incomodan. Estamos y punto.
      .

      Me gusta

  2. Como ese ‘eterno’ que en un momento de sinceridad comentò: ” a veces sabés que a un tipo lo estás mandando al muere… Pero muchas veces no queda otra ” (sic).

    Me gusta

  3. Papás, mamás…” Dejen tranquilos que sus hijos entren con nosotros, que seis meses en la ‘casita’ del doctor o algunos fármacos arreglan las consecuencias de nuestras prudentes decisiones fundacionales”

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s